Coloca un vaso con vinagre y sal en una esquina

La sal y el vinagre son ingredientes míticos utilizados desde la antigüedad en la alquimia, en las religiones, en los rituales mágicos. Son elementos tradicionales de la hospitalidad en muchos países. Por ejemplo, según las Ordenanzas Militares de Carlos III, los soldados tenían derecho a exigirles dónde se alojaban.

El ritual de la sal y el vinagre se basa en una reacción entre ambos compuestos, que podríamos situar en el límite físico-químico.

Es un proceso de limpieza muy antiguo, discutible por así decirlo, pero en la práctica elimina la nocividad o la maldición en la mayoría de los casos.

Fórmula de vinagre de sal

Tome 1 vaso y agregue 3 cucharadas de sal.

Rellénala con vinagre de vino blanco (el normal).

Pon el vaso en un plato y colócalo detrás de la puerta de la casa. Si la casa es muy grande, coloque varios “frascos de limpieza” esparcidos alrededor.

Puedes poner 1 detrás de la puerta, otro en el comedor y otro debajo de la cama.

Déjalos ahí y olvídate de ellos. Después de unos días échale un vistazo y comprueba cómo está.

Tome 1 vaso y agregue 3 cucharadas de sal.

Rellénala con vinagre de vino blanco (el normal).

Pon el vaso en un plato y colócalo detrás de la puerta de la casa. Si la casa es muy grande, coloque varios “frascos de limpieza” esparcidos alrededor.

Puedes poner 1 detrás de la puerta, otro en el comedor y otro debajo de la cama.

Déjalos ahí y olvídate de ellos. Después de unos días échale un vistazo y comprueba cómo está

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *