La hoja de laurel: una bendición de DIOS, combate insomnio, azúcar, presión alta y grasa en la sangre.

Siempre se ha sabido que hay plantas que pueden considerarse verdaderamente milagrosas, ya que producen beneficios muy impresionantes en el organismo. Sin duda la naturaleza tiene todas las respuestas que nuestra salud necesita, ya que cada elemento tiene propiedades que parecen diseñadas especialmente para nosotros.

En este caso hablaremos de una planta especial, que se suele utilizar como especia para dar sabor a determinados alimentos como el pollo o la pasta, es la hoja de laurel. Pues resulta que no solo es un buen condimento, sino que también puede beneficiar a nuestro organismo y curar algunas enfermedades.

El laurel es una planta que se puede considerar común, no es muy difícil de encontrar, y se puede adquirir fácilmente en una tienda naturista o incluso en el mercado, por lo que es necesario saber todo sobre nosotros para poder aprovecharla.

Laurier cura:
Debilidad y falta de energía, desmayos, cistitis, espasmos, síntomas premenstruales, dolores de cabeza y migraña, artritis, depresión, problemas del nervio ciático, infecciones de la piel, agotamiento muscular, uretritis, hinchazón y gases, retención de agua, ronquidos, otitis, contracturas en los músculos y nervios, la forma de disfrutar cada uno de los beneficios que puede traer esta planta es sencilla, solo empieza a beber un té de estas hojas de la siguiente manera:

Cómo usar
Ingredientes: 30 gramos de hoja de laurel (hojas secas), agua.

Hervir el agua y agregar las hojas secas, cocinar por unos minutos, luego retirar del fuego, tapar la olla y dejar reposar hasta que enfríe. Finalmente, debes colar la mezcla y servir. Si lo desea, puede utilizar un edulcorante natural para mejorar el sabor del té. Lo mejor es beber este té por la mañana con el estómago vacío y por la noche antes de irse a dormir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *