Proteína casera en polvo ¿cómo hacerla y cómo conservarla?

Cada vez más personas entrenan regularmente para mejorar su estado físico y verse mejor. El entrenamiento de resistencia es lo que desencadena un aumento en la masa muscular, y la proteína que comemos proporciona la materia prima que los músculos necesitan para crecer.

¿Son seguras las proteínas en polvo?
Algunos estudios recomiendan entre 1,8 y 2 gramos de proteína por kilogramo de peso. Sin embargo, no crea que cuanta más proteína consuma, mejor, porque demasiada proteína causa diversas enfermedades en el cuerpo. Además, no sirve cualquier proteína, el tipo de proteína IMPORTA.
Un estudio del Clean Label Project analizó 134 productos de proteína en polvo y encontró altos niveles de metales pesados, BPA, pesticidas y otras toxinas asociadas con el cáncer. Por otro lado, muchas proteínas en polvo contienen soja procesada, edulcorantes artificiales, azúcares, sabores y colores artificiales y nutrientes sintéticos que el cuerpo no absorbe fácilmente.

Si bien algunas proteínas en polvo de alta calidad pueden ser beneficiosas en algunos casos, estos productos están altamente procesados ​​y no brindan todos los beneficios de los alimentos reales. Es decir, nunca sustituyen a una dieta equilibrada basada en alimentos frescos e integrales. Por ejemplo, carne y huevos de gallinas camperas, pescado menos contaminado (como sardinas o salmón) y opciones veganas como semillas y nueces o legumbres.

Si aún decide usarlos, el Dr. Mercola recomienda evitar la proteína de soja y usar proteína de suero de leche o de arroz de alta calidad en su lugar. Verifique los ingredientes con cuidado, ya que a menudo se agregan fructosa u otros azúcares.
¡Haz tu propia proteína en polvo!
Muchas proteínas en polvo son muy caras y realmente no ofrecen todo lo que dicen. Una opción barata y muy saludable es hacer nuestra propia proteína en polvo.

La receta que les compartimos a continuación está hecha solo con semillas, nada más; ¡Es rápido y fácil de preparar y ahorrará mucho dinero!

Ingredientes:

¾ taza de semillas de calabaza
¾ taza de semillas de chía
¾ taza de semillas de lino
¾ taza de semillas de sésamo
¾ taza de semillas de cáñamo
Preparación:

Triturar los ingredientes durante 20 segundos.

Beneficios:

Esta receta le da 10 porciones de aproximadamente ¼ de taza y cada una proporciona 10,6 gramos de proteína. Además, también nos aportan altas dosis de ácidos grasos omega 3 y fibra.
Equilibra nuestras hormonas y nos hace sentir más llenos por más tiempo, lo que ayuda a controlar y perder peso.
También regula nuestro tránsito intestinal, es decir, nos ayuda a ir al baño con regularidad.
¿Cómo consumirlo?
Puedes consumir este polvo en batidos, en un vaso de leche vegetal, con tu cereal o avena, o incluso espolvoreado sobre fruta o yogur.

Recuerda que esta proteína en polvo casera no tiene aromas ni mucho azúcar añadido como las proteínas industriales en polvo, por lo que si quieres darle un toque de sabor, puedes agregarle esencia de vainilla, cacao o canela en polvo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *