SE RECOMIENDA COMER AJO CON MIEL EN AYUNAS POR 7 DÍAS, PERO NADIE DICE QUE ES LO QUE SE OCULTA DETRÁS Y LO QUE LE PASARA A TU CUERPO SI LO HACES.

Antibióticos naturales con ajo y miel. El ajo y la miel son súper alimentos que cuando se combinan son un excelente remedio natural para dolencias como resfriados, gripe y otras enfermedades.

Los compuestos azufrados del ajo y los nutrientes de la miel ejercen un efecto anticoagulante y tonificante sobre las venas, previniendo la formación de trombosis y varices. Controla el colesterol malo. La alicina del ajo desintoxica la sangre, elimina el exceso de colesterol y regula los triglicéridos.

Lo mejor es si puedes envolver esta mezcla y guardarla durante mucho tiempo para que siempre la tengas a mano. Le sugerimos que lo pruebe durante 7 días consecutivos y experimente resultados fabulosos.

Los beneficios del ajo

El ajo no solo es una opción perfecta para dar sabor a tus comidas, también ofrece una larga lista de beneficios para la salud gracias a sus potentes propiedades antioxidantes.

El ajo contiene un compuesto conocido como alicina, que ayuda a reducir los niveles de colesterol, evita que la sangre se coagule y tiene propiedades anticancerígenas y antimicrobianas.

Además, el ajo tiene pocas calorías pero es muy rico en nutrientes.

Contiene manganeso, vitamina B6, selenio y fibra. Es un activador natural del sistema inmunológico que ayuda a combatir las infecciones. Un estudio encontró que una dosis diaria de ajo redujo el número de resfriados en un 63%.

Los beneficios de la miel

La miel orgánica o cruda está repleta de antioxidantes, enzimas y minerales, que incluyen hierro, zinc, potasio, calcio, fósforo, magnesio y selenio.

También está cargado de vitamina B6, tiamina, riboflavina y niacina. (La miel industrial generalmente se procesa de tal manera que el calor destruye estas enzimas, vitaminas y minerales naturales).

La miel orgánica también es excelente para ayudar a la digestión.

Las vitaminas y minerales de la miel ayudan a reducir los niveles de colesterol y son una gran fuente de energía para su cuerpo y mente.

También ayuda a mantener un peso saludable ya que puede usarlo como reemplazo del azúcar.

Y por si fuera poco, sus propiedades antioxidantes hacen de la miel un excelente aliado del sistema inmunológico.

Tome varios dientes de ajo pero no los pele por completo (solo retire la primera capa, la más fácil de quitar, que es la que mantiene todos los dientes juntos al final).

Luego colóquelos en un frasco de vidrio vacío. Puede utilizar un tarro de mermelada previamente desinfectado.

Finalmente, vierte la miel orgánica sobre el frasco lleno de ajo. Use una cuchara para quitar las burbujas. ¡Listo, ya tienes un gran remedio casero natural!

Lo único que tienes que hacer es dejarlo en la nevera o en el armario, a temperatura ambiente, unos días antes de consumirlo. Si el frasco se cierra herméticamente cada vez que ingiere un poco de la mezcla, puede tardar hasta 2 años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *