Remedios naturales para el hipotiroidismo Sin Salir De casa:

¿Qué es el hipotiroidismo?
El hipotiroidismo es una condición clínica caracterizada por una glándula tiroides hipoactiva que no produce o libera hormonas tiroideas correctamente.

Proporcionar los nutrientes necesarios para el correcto funcionamiento de la tiroides puede revertir los síntomas del hipotiroidismo.

Cuando la glándula tiroides está hipoactiva, el metabolismo se ralentiza, generando una serie de síntomas característicos del hipotiroidismo.

Los síntomas del hipotiroidismo.
Fatiga, apatía e incluso depresión.
Baja temperatura corporal e intolerancia al frío.
Latido lento
Aumento de peso y problemas de pérdida de peso.
Problemas musculares y articulares.
Fragilidad de cabello y uñas.
Edema e hinchazón de las extremidades.
Cambios en los niveles de colesterol en sangre.
Remedios naturales para el hipotiroidismo y una tiroides saludable:
A continuación, detallamos los nutrientes esenciales para el buen funcionamiento del tiroides, que se pueden dar tanto en la dieta como en los complementos nutricionales:

1. Yodo
El yodo es un oligoelemento esencial para la regulación del metabolismo y la producción de energía, ya que es esencial para la formación de las hormonas tiroideas T4 y T3 en la tiroides.

Aunque si tiene tiroiditis autoinmune como la tiroiditis de Hashimoto, no recomiendo tomar suplementos de yodo porque los niveles de anticuerpos anti-tiroideos podrían empeorar.

Las algas Fucus vesiculosus y Laminaria son una fuente natural de yodo.
2. Selenio
La tiroides es el órgano más rico en selenio de todo el cuerpo. El selenio es esencial para formar la enzima que convierte la hormona tiroidea T4 en su forma activa T3 y puede reducir los efectos autoinmunes. En pacientes con enfermedad de Hashimoto, los suplementos de selenio reducen los niveles de anticuerpos antitiroideos y mejoran la salud de la glándula tiroides.

Los alimentos como las nueces de Brasil, los pescados grasos, los champiñones y los huevos son buenas fuentes de selenio.
3. Aceite de pescado
Los ácidos grasos esenciales omega-3 DHA y EPA que se encuentran en el aceite de pescado son esenciales para la función tiroidea. Los suplementos de omega 3 están asociados con un menor riesgo de síntomas de la tiroides, como ansiedad, depresión, dolor en las articulaciones o colesterol alto.

4. Zinc
Como el selenio, el zinc juega un papel en la enzima necesaria para convertir T4 en T3. El zinc también es necesario para activar los receptores de la hormona tiroidea en los tejidos (es decir, para que las hormonas tiroideas hagan su trabajo). La deficiencia de zinc puede ser reconocida por cabello y uñas quebradizos, así como por trastornos de la piel. Los suplementos de zinc ayudan a frenar la caída del cabello y las uñas quebradizas, síntomas claros del hipotiroidismo. En realidad. los estudios relacionan la deficiencia de zinc con una función tiroidea disminuida.

Los alimentos como la carne, el pescado, las semillas de calabaza, las almendras, los anacardos, los hongos y el cacao son buenas fuentes de zinc.
5. Complejo B
El complejo de vitamina B son vitaminas que participan en muchos procesos metabólicos del cuerpo, como la síntesis de varias hormonas, incluida la tiroxina, una hormona tiroidea. Por tanto, su deficiencia parece perjudicar el buen funcionamiento de la glándula tiroides. Los suplementos del complejo B benefician la salud de la tiroides al equilibrar naturalmente las hormonas y mejorar la fatiga asociada.

Mini consejo: el pescado es rico en nutrientes tiroideos básicos, incluidos yodo, zinc, selenio, tirosina, omega 3 y vitaminas del grupo B. Si su tiroides no funciona correctamente, debe comer al menos dos veces por semana.

Bono: bromelina del tallo de la piña
La bromelina es una enzima proteolítica que se encuentra en la pulpa y especialmente en el tallo de la piña. Es ampliamente conocido por sus probadas propiedades antiinflamatorias, además de exhibir efectos inmunomoduladores, equilibrando nuestro sistema inmunológico. Propiedades de especial interés si padece una enfermedad tiroidea autoinmune como la enfermedad de Hashimoto.

Los extractos de piña, ricos en bromelina, son los más estudiados en lo que respecta a los beneficios para la salud de las enzimas proteolíticas.
La bromelina acelera la reparación de la glándula tiroides al reducir la inflamación. Además, las enzimas reducen los anticuerpos tiroideos al descomponer los complejos inmunes circulantes que se forman en las enfermedades autoinmunes.

Escrito por Antonio Valenzuela:
Antonio Valenzuela es fisioterapeuta, experto en psiconeuroinmunología clínica, fitoterapia y nutrición.
Antonio es profesor, conferencista y divulgador sobre un estilo de vida saludable. Colabora con Green Club por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *